11 de febrero de 2011


Wallace Roney


El trompetista Wallace Roney nació en Philadelphia, en 1960. Entre otros muchos estudios, tomó lecciones con Clark Terry y Dizzy Gillespie. Aprendió con Miles Davis hasta la muerte de Miles en 1991. En 1986 tocó con los Jazz Messengers sucediendo a Terence Blanchard. Roney fue parte integrante del quinteto de Tony Williams. En 1991, tocó con Miles Davis en el Montreux Jazz Festival. Después de la muerte de Davis en ese mismo año, grabó un álbum, tributo a Miles, por el que ganó un Grammy. Roney ha sido una parte integrante de las bandas con Art Blakey, Elvin Jones, Philly Joe Jones, Walter Davis Jr., Herbie Hancock, Tony Williams, Jay McShann, David Murray y McCoy Tyner, así como solista con Ornette Coleman, Sonny Rollins, Curtis Fuller y Dizzy Gillespie, entre otros. En 1979 y, nuevamente, en 1980, Wallace ganó el premio Down Beat al Mejor Músico de jazz Joven del Año. En 1989 y 1990, ganó el premio Down Beat de la Crítica al Mejor Trompetista al que hay que estar atento. Por cierto, el próximo mes Wallace tocará en el club de jazz Clamores, en Madrid.

Fotografía: Wallace Roney © by Esther Cidoncha. Valencia, 1990.



21 comentarios:

  1. Magnífica foto, como todas las del blog. Te tengo envidia cochina, múltiples veces hen intentado hacer fotos artísticas y no hay manera. Habrá que contentarse con ver las de los buenos...

    ResponderEliminar
  2. Qué foto, mujer. Y la verdad es que no me canso de admirar lo que haces.
    Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. Estaba joven. Es una bonita foto con cierto aire escultórico.
    Convertirse en el heredero espiritual de Miles, en el hombre en el que el músico de St. Louis puso toda su confianza no es cualquier cosa teniendo en cuenta lo ultra exigente que era el maestro. Sin duda se esperaba más de Wallace Roney.

    ResponderEliminar
  4. Qué bonita foto. Había visto otras tuyas de Wallace Roney, pero no ésta. Le pasó un poco lo que a Sonny Sttit con Parker, a Wallace se le consideraba un clon de Miles, y eso puede haberle perjudicado en algunos aspectos. Habrá que no perdérselo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Querida Esther,
    De nuevo una foto magnífica, muchas gracias. Hace tiempo que, por diversas razones, no te escribía. Pero sí he visto todas y cada una de las fotos que has colgado en tu blog. Y todas me han gustado mucho. La de hoy es muy bonita, captas como siempre el instante espontáneo, natural del músico. En este caso un trompetista sentado al piano: se percibe su concentración ante un instrumento que no es el suyo; la trompeta la mantiene sobre sus muslos, casi en equilibrio, casi preocupándole que se le pueda caer, como si la mantuviese en su sitio con los codos, lo cual le entorpece su tarea al teclado. La iluminación y las sombras que provoca están muy equilibradas: el brillo de la piel del trompetista se equilibra con el brillo de la banqueta; el negro mate del suéter se apoya con el del fondo a la izquierda; y en el centro de toda la composición el resplandor de la campana de la trompeta. En fin, que me encanta. Precisamente ayer me acordé de ti; descubrí a un fotógrafo que seguro que conoces y seguro que te parece imperdonable que yo no conociese. Se trata de Henri Huet, de quien se está haciendo una exposición en la casa de la fotografía de París. Y es que, además de las fotos del jazz, también me gusta mucho la fotografía de guerra. Claro, nada tiene que ver un asunto con otro. Pude ver un montón de fotos de Huet por Internet y me bajé casi todas. Impresionantes. Bueno, Esther, de nuevo mi enhorabuena por tu arte y te mando todo el ánimo para que sigas adelante, siempre adelante. Un abrazo.
    Carlos

    ResponderEliminar
  6. Perdón, me he equivocado, el suéter se equilibra con el fondo a la derecha y no al izquierda. Quien mucho habla mucho yerra.

    ResponderEliminar
  7. Ya me temía lo peor! Han pasado muchos días y estar sin ver tus instantáneas durante tanto tiempo es perjudicial para la salud. Todo bien? La foto es increíble, como siempre.

    Te mando muuuuuuchos besos

    ResponderEliminar
  8. Me encantan las fotografias de músicos al frente de un instrumento que no es el suyo, en este caso Rooney y el piano. No sé qué es lo más importante en la foto, porque, como bien se aprecia, tomaste la foto desde abajo, quizá abajo del escenario. Se le ve que está al piano, pero también se ve la trompeta, la corbata de recién graduado, su gesto de concentración, en fin, que ya lo dijo todo y bien Carlos.

    Un besico para el fin de semana, Esther.

    ResponderEliminar
  9. Hooola queridos amigos,

    Gatopardo, algo tendré que hacer bien en la vida! No? ja ja ja ja Para lo demás soy un desastre. je je je

    Querida ZoePé, tu sí que vales, peque.

    Doc, Wallace estaba joven y Miles aún vivía, ya le quedaba poco. Recuerdo que en el concierto de la foto un crítico valenciano no paraba de decir que no le gustaba porque para escucharlo a él prefería ponerse los discos de Miles. Lo veo injusto. El concierto fue magnífico.

    A la larga le ha perjudicado seguro, Troglo. Las comparaciones nunca son buenas porque no te hacen ser justo.

    Hola Carlos, como se ve es una foto de las pruebas de sonido antes del concierto. Me gusta la imagen, la soledad del músico enfrentándose a su música. Parece que ni yo misma esté allí. Eres todo un poeta, escribes textos fantásticos. Supongo que conocerás muchísimo la obra de Robert Capa, Cartier-Bresson y a los grandes fotógrafos de la Agencia Magnum. Las fotografías de Huet son realmente impresionantes, estar en el campo de batalla en primera línea tiene muchísimo mérito.

    Eric, a mi también me perjudica la salud estar sin vosotros!!!!! Por cierto, tengo un hermano que ahora está viviendo en Burriana, cerca de donde vives, viene la semana que viene a Arco. Es un fanático del arte contemporáneo como tu.

    Casi te dejo, José. No creo que tomara la foto desde abajo, no me acuerdo, parece que estoy agachada sobre el mismo escenario. En esa época, al ser la única fotógrafa, campaba a mis anchas sin restricciones de ninguna clase. Y los músicos encantados, relajados, en la soledad de su mundo.


    Millones y trillones de besos! Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  10. Linda foto de Roney a sus treinta, relajándose con el piano y su trompeta en equilibrio, Esther. Junto con Hardgrove de los buenos contemporáneos. El problema de los jazzman nacidos en los 60's y 70's es escapar a la influencia de las leyendas con las que crecieron, ignorar las odiosas comparaciones "clonísticas" y crear su propio estilo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pues ya serán dos los que viven en Castellón y van a ARCO. A mí me tendrás en Madrid del 17 al 20. Alguna recomendación???

    ResponderEliminar
  12. Hola Armando, desde luego son generaciones que han tenido que crecer junto a grandes leyendas del jazz y eso es muy duro. Es difícil encontrarse a uno mismo en esas circunstancias.

    Sí, Eric, que disfrutes todo lo que puedas y luego nos lo cuentas! Hay tanto en Madrid continuamente que no se puede dar a basto. He ido varios años a Arco, este año no voy, prefiero centrarme en otras cosas que tengo en mente. Tampoco disfruto viendo arte en multitud y apelotonada, los grandes eventos me asustan. je je je. Seguramente me acercaré por el festival de música libre e improvisada Hurta Cordel, coincide en esas fechas.

    Muchas gracias, Juan-Carlos viniendo de ti es un honor. Tu sí que eres un pedazo de artistazo!


    Mil y mil besos, amigos. Os quiero.

    ResponderEliminar
  13. me guistas esas fotos en las que el musico esta en otro instrumento o no haciendo lo previsible. el otro dia le hice una foto a la saxofonista ingrid laubrock (una fiera) sentada en al bateria con un vaso en la mano. sympa.
    en esto de los clones yo veo una pega. clifford brown era de la escuela de fats navarro, pero ponia lo suuo. lee morgan iba detras pero .... hablamos de seguidores. con el academicismo creo qeu no hay seguiodre sino clones y esos la verdad es qeu no em interesan nada

    ResponderEliminar
  14. Es que nombras a tres grandísimos trompetistas... pero ¿cuántos miles de trompetistas hay?

    Sobre la falta de curiosidad por descubrir nuevos músicos que no sean los de siempre, que comentas a Troglo, no será en algunos casos falta de tiempo? Estar al día en el jazz es bien difícil. Tu estás muy volcado en el tema estas especializado en ello, sin embargo hay mucha gente que diversifica sus actividades y llega un momento que no se da a basto. Hay cientos de músicos por descubrir desde luego. Ahí estamos.

    Un abrazo, Jesús.

    ResponderEliminar
  15. Querido Eric, si te da tiempo te recomiendo que aproveches y vayas a ver esta exposición: André Kertész. Fotografías. En la Fundación Carlos de Amberes. La inauguran mañana, te gustará. En el mismo espacio el jueves por la noche a las 22h toca Pedro Iturralde.

    El festival internacional de improvisación Hurta Cordel es esta misma semana en La Casa Encendida. Mi idea es pasarme por ahí.

    Besitos, muchos besitos.

    ResponderEliminar
  16. Hermosa foto. ¿Qué será del Wallace? Cómo no haberse animado a correr más riesgos siendo el heredero del príncipe que dejó al jazz sin liderazgos desde hace casi 20 años.

    ResponderEliminar
  17. Hola Nicolás y Francesca,

    muchas gracia por vuestros comentarios.

    De Wallace pronto sabremos algo pues en marzo andará por aquí. En mi humilde opinión, creo que lo que tenemos que plantearnos cada uno es en ser 'uno mismo', sin pensar en liderazgos o grandilocuencias. El ser uno mismo ya es bien difícil. Más que arriesgar lo que debe hacer cada uno es dar lo que llevo dentro con generosidad.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Tomo nota Esther. Mañanita mismo estoy en la capi!!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  19. Eric, no te pierdas el vídeo de la suiza Pipilotti Rist. Está en la galería Luis Adelantado. Lo protagoniza una vagina en movimiento durante 20 minutos. Luego nos lo cuentas.

    Pásalo bien.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario